Debian dando guerra con Play on Linux

Cómo siempre que ando más disperso, el cuerpo me pide juegos de pensar, siempre he sido un fanático de los juegos de estrategia, en especial de Civilización y la saga Tatal War.

Así que visto este vídeo de una de las personas que sigo en Colaboratorio y me decidí a intentar instalarlo en mi Debian, sin conseguirlo.

Lo primero decir que para accede a esta instalación he tenido que activar contrib y non-free a mi sources.list que ha quedado así:

##### DEBIAN TESTING REPOS #############

## El Cd original desactivado
# deb cdrom:[Debian GNU/Linux testing _Stretch_ - Official Snapshot amd64 DVD Binary-1 20161212-05:25]/ stretch contrib main
# deb cdrom:[Debian GNU/Linux testing _Stretch_ - Official Snapshot amd64 DVD Binary-1 20161212-05:25]/ stretch contrib main

## Oficiales testing
deb http://ftp.es.debian.org/debian/ testing main contrib non-free
#deb-src http://ftp.es.debian.org/debian/ testing main contrib non-free

## Seguridad testing
deb http://security.debian.org/debian-security testing/updates main contrib non-free
deb-src http://security.debian.org/debian-security testing/updates main contrib non-free
 
## Multimedia testing
## Añadir la key del repositorio #apt install deb-multimedia-keyring
deb http://www.deb-multimedia.org testing main non-free
#deb-src http://www.deb-multimedia.org/ testing main

Con ello he conseguido instalarlo, pero no encuentro forma de hacer nada con él ya que  cuando intento acceder a instalar Steam en él, sólo consigo obtener la pantalla que figura aquí al lado.

Cómo alternativa he conseguido instalar directamente Steam en el Debian, gracias a esta entrada pero esta no parece una alternativa válida, ya que limita mucho los juego que puedo usar.

Espero sólo me queden dos día de baja y agradecería si alguno puede echarme una mano para resolver este tema, que aunque no sea grave me molesta bastante.

Un saludo.

Actualizado 21-feb-2017:   Lo siento :(, pero me niego a ir por aquí, he vuelto a desactivar contrib y non-free, aunque tenga que renunciar a los juegos, veremos si soy capaz de virtualizar Windows algún día.

 

 

 

Volviendo al tajo!

🙂 Hola a todos, va ser que no, que no me he perdido y sigo aquí dano la lata.

Siento que un tiempo problemático de salud, y de ánimos,  me haya alejado de todo esto, pero estoy de vuelta y os cuento rápido, y un poco desordenado, lo que más me ha interesado de lo que he podido leer en estos días.  Ya habrá tiempo para más cosas.

Lo primero he incluido en la ṕagina de referencias de GNU Emacs un par de interesantes enlaces, entre los que quiero destacar la entrada de nasciiboy un resumen muy completo de org-mode.

Mi sistema sigue rodando sin problemas y hoy he conseguido poner en marcha una máquina Trisquel en con Qemu/Kvm, algo que aún tengo que perfeccionar.

Importante la noticia de la  entrada de Debian en fase de congelación que acerca aún más el próximo lanzamiento.

Por lo demás mi vuelta esta marcada por esta entrada de amigo Yoyo Fernández que me ha hecho reflexionar y con la que, sin ánimo de polemizar, no estoy muy de acuerdo, aunque quizás no por los motivos de Thanhauser en su respuesta cuando dice:

Tienes una visión muy errejonista del asunto, si expandimos demasiado el kernel irradiador hacia los usuarios laterales (windows, OS X), corremos el riesgo de perder a los power users (que son los que mayor valor aportan al sistema) al tiempo que no seducimos lo bastante para ganar nuevos aliados.

Yo no creo que las dificultades sean una cuestión técnica, siempre solventable y más en la comunidad del Software Libre, ni tampoco de calidad de los usuarios, que los he conocido de todo tipo en todos los sistemas.

Para mi la dificultad esta el uso responsable del Software, y en el compromiso con la libertad y la privacidad del mismo.  Cuanto mayor sean estas mayor se hace la necesidad de renunciar a comodidades a las que no es difícil renunciar, por falta de conocimientos, o de compromiso, ya que implica un alejamiento de los modelos de negocio que se están imponiendo por la vía de los hecho.

Ya comenté en algún otros post, que aunque nos apetezca mucho que GNU/Linux aumente su cuota de equipos de escritorio, si ganar esa cuota se hace reproduciendo modelos de negocio privativos eso llevará no a su apogeo sino a su desaparición, al convertirlo en una mera copia de herramientas privativas y comerciales lejanas del espíritu de comunidad que lo ha visto nacer y lo ha hecho crecer en estos años.